martes, 13 de abril de 2010

La Obesidad

En la antigüedad se pensaba que el ser obeso era algo característico de una población de estratificación social alta, ya que determinaba la calidad de su alimentación y daba a conocer su bienestar económico.Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen.


La obesidad en la antigüedad.

Foto tomada del sitio web:
(http://2.bp.blogspot.com/_R0hyPNXFglU/Ss50UrkXreI/AAAAAAAASM/xfyJ13ipWfU/s400/obesidad1.jpg

En la actualidad, la obesidad pasó de ser un signo de calidad social a una enfermedad común y con graves consecuencias sin importar estatus social, sexo, edad, raza o color.
En los últimos años el índice de obesidad se ha visto incrementado a nivel mundial de una forma desmesurada, hasta el punto de llegar a considerarla como la enfermedad del siglo XX por su incidencia en la sociedad actual, principalmente en los países en vías de desarrollo en donde la obesidad representa uno de los más graves problemas de salud pública. (1)


El índice de personas con sobrepeso ha incrementado mucho en los últimos años.

Foto tomada del sitio web:

¿Qué son la obesidad y el sobrepeso?

La grasa corporal se acumula principalmente en el tejido adiposo de los mamíferos de forma que sirve de protección contra el frío y factores ambientales, además de amortiguar cualquier golpe o caída.



El exceso de grasa que se acumula en las células del tejido adiposo,
provocando su expansión.


Foto tomada del sitio web:

(https://publicaffairs.llnl.gov/news/news_releases/2008/images/fat_cells306x245s.jpg)

Cuando la gente consume más cantidad de calorías de las que su cuerpo necesita y quema diariamente, esas calorías sobrantes empiezan a acumularse en forma de grasa en el tejido adiposo hasta llegar a un punto excesivo conocido como sobrepeso u obesidad en donde la persona empieza a correr riesgos de la salud, ya que el mismo sobrepeso le puede arraigar muchas otras enfermedades que pueden llegar inclusive a ser mortales. (2)

Aunque en general no suponen un riesgo para la salud de la mayoría de personas, esta grasa
acumulada llega a un punto en que puede tener un efecto negativo sobre la salud del individuo, siendo una enfermedad crónica originada por muchas causas y que llega a presentar muchas complicaciones de gran riesgo para la salud y vida del
paciente. (2)


Las personas con señales de obesidad deben asistir a un chequeo médico en donde se les calcule el IMC y se verifique los riesgos que la persona corre, para ser tratada lo más antes posible.

Foto tomada del sitio web:
web:
(http://www.revolucionnutricional.com/Imagenes/image/obesidad2.jpg)


IMC

El IMC es un cálculo que permite asociar el peso del individuo con su estatura para saber si se encuentra en un estado de sobrepeso o no. (3)
Éste índice fue ideado por el estadista belga Quetelet y se calcula mediante la siguiente expresión matemática:

IMC= masa (kg) ÷ estatura2 (m2)

Cuando el IMC (Índice de Masa Corporal) es igual o superior a 25 unidades, se considera que la persona sufre de sobrepeso, y cuando es igual o mayor a 30 unidades, se considera a la persona en estado de obesidad. (3)

Clasificación IMC (kg/m2)
Valores principales Valores adicionales
Infrapeso <18,50>
Delgadez severa 16,00
Delgadez moderada 16,00 – 16,99 16,00 – 16,99
Delgadez aceptable 17,00 – 18,49 17,00 – 18,49
Normal 18,50 – 24,99 18,50 – 22,99 23,00 – 24,99
Sobrepeso ≥25,00 ≥25,00
Pre-obeso 25,00 – 29,99 25,00 – 27
49 27,50 – 29,99
Obeso ≥30,00 ≥30,00
Obeso tipo I 30,00 – 34,99 30,00 – 32,49
32,50 – 34,99
Obeso tipo II 35,00 – 39,99 35,00 – 37,49
37,50 – 39,99
Obeso tipo III ≥40,00 ≥40,00 (3)

Principales causas de la Obesidad

Las causas de la obesidad son múltiples y se reflejan en el aumento de masa corporal acumulada
en el tejido adiposo de la persona. En ella pueden influir diversos factores tales como: la herencia; el comportamiento del sistema nervioso, endocrino y metabólico; el tipo o estilo de vida que se lleve; el estrés, los medicamentos y el envejecimiento. (4)



Factores hereditarios y genéticos que afectan la Obesidad

La Herencia juega un papel muy importante en la obesidad, ya que se ha comprobado que los
casos de sobrepeso corresponden a un 30% hereditarios de origen genético.
Los hijos de obesos también tienden a ser obesos debido a que los genes intervienen en la regulación del peso, y la acumulación de grasa y su distribución en el cuerpo del paciente con sobrepeso. (4)


Desde otro punto de vista la obesidad hereditaria se ve influenciada muchas veces por las costumbres y hábitos alimenticios que se trasmiten de padres a hijos y que procuran
seguir un patrón específico en la familia. (5)


En otros casos en donde el factor influyente es de carácter genético, se dan desórdenes alimenticios tales como el Síndrome de Prader-Willi que es una enfermedad muy poco común y que se presenta en uno de cada 15,000 niños nacidos, en el que el 70% de los casos presenta una delección del cromosoma 15 paterno y un 30% presenta una disomía uniparental de origen materno del mismo cromosoma: Raros casos, aproximadamente un 1 o 2 % pueden presentar el síndrome de Prader-Willi por un defecto de organización cromosómica (traslocación o inversión). (6)

Éste síndrome consiste en la alteración del funcionamiento del hipotálamo y el diencéfalo y sus funciones respectivas, que incluyen entre otras el control del apetito, en donde la persona carece de la sensación de saciedad y provoca una alimentación excesiva en el que el paciente empieza a carecer de energía para realizar sus actividades diarias, se le empieza a acumular grasa en el cuerpo y a presentar deficiencia del tono muscular. Además, este síndrome puede provocar crecimiento y maduración incompleta del individuo, con problemas respiratorios, dificultad de aprendizaje, temperatura corporal irregular, hiperactividad y carecen de la posibilidad de vomitar.
(6)



Factores Nerviosos

El sistema nervioso se encarga de regular ciertos procesos relacionados con la alimentación
de la persona, ya que éste coordina la energía del cuerpo mediante distintas vías moleculares. El sistema nervioso responde a un estado de predisposición de la persona en que come en exceso por ansiedad o no come del todo. La influencia de los nervios, a ansiedad y el estrés es muchas veces la principal causa del fracaso de las dietas. (7)


La ansiedad:

Implica un estado en el que el cuerpo tiene percepciones alteradas de sus necesidades, lo cual lleva a la persona a tratar de satisfacerlas de una u otra forma que aunque no vaya a llenar su vacío, hace que ésta crea que sí puede hacerlo. La ansiedad se encuentra fuertemente relacionada con ciertos trastornos psicológicos de la persona, que pueden tener su origen en diversas experiencias, o en alguna patología que puede desencadenar la necesidad de llenar cierto vacío o contrarrestar sentimientos como la ira, el miedo, la tristeza e inclusive la felicidad.
Éste tipo de alteraciones pueden influir directamente en el sobrepeso ya que ante la ansiedad, el organismo pone a funcionar el sistema adrenérgico y hace que la persona tenga mucha desesperación por comer, en ese momento se liberan señales alertando al sistema nervioso central que comienza a liberar adrenalina que provoca a la persona comer excesivamente de
forma nerviosa para tratar de evadir y compensar de esa manera todos
los temores y sentimientos que invaden al individuo. (7)


Estrés:

Al lo largo del siglo pasado e inicios del siglo actual el estrés se ha visto incrementado notablemente dadas las condiciones de la vida moderna. Esto ha desencadenado una serie de patologías relacionadas directamente con el estrés, una de ellas es precisamente la obesidad.

Se ha comprobado que las personas que padecen de estrés crónico son sumamente propensas
a desarrollar un tipo de obesidad (la central/abdominal) que está muy ligado a problemas cardiovasculares. La obesidad central/abdominal se caracteriza por la acumulación de grasa en el tronco y abdomen. (8)


Hormonas involucradas en la obesidad

Existe una serie de hormonas que inciden en la forma como el cuerpo maneja las sensaciones de hambre y saciedad, asimismo algunas de ellas pueden afectar la forma en que la energía y grasa es quemada, afectando el metabolismo. Algunas de estas hormonas son:

-La Ghrelina:
la función de esta hormona es estimular la actividad cerebral en el hipotálamo, aumentando el apetito y favoreciendo la acumulación de lípidos en la zona abdominal del cuerpo, la cual está ligada a varios padecimientos. Esta hormona es producida por el estómago y actúa aumentando la sensación de hambre antes de comer y disminuyéndola luego de alimentarse el individuo. Su efecto estimulante en la acumulación de grasa abdominal puede desencadenar la formación de hígado graso y generar resistencia a la producción de insulina provocando problemas de diabetes. (9)





La leptina y su función reguladora del ingreso y gasto de energía mediante la trasmisión de información directa desde el hipotálamo indicando al cerebro la sensación de saciedad.

Foto tomada del sitio web:

Es una hormona protéica cuya función es regular el ingreso y gasto de energía, así mismo implica la regulación del apetito y el metabolismo. Ésta se produce en el tejido adiposo y actúa sobre varios receptores en el hipotálamo, en donde induce la sensación de saciedad, indicándole al cerebro que el cuerpo ya ha comido suficiente. La leptina se encarga de inhibir cierta actividad neuronal y activar neurológicamente la regulación del apetito. En las personas con obesidad hay un exceso de leptina circulante proveniente de grandes acumulaciones de grasa, la cual inhibe a las células que responden los estímulos de la misma, provocando la ausencia de sensación de saciedad. (10)

-La Orexina:
Es la hormona encargada de regular el apetito y que se clasifica en orexina-A y orexina-B. En una persona obesa, la orexina pierde su funcionamiento y el cerebro deja de reconocer cuando el organismo ya no necesita ingerir más alimentos y por el contrario el individuo come mucho más de lo que debería. Éstas hormonas actúan en el hipotálamo lateral, actuando en una serie de comunicaciones celulares que indican a la persona el tener y dejar de tener hambre. (11)

Referencias

  1. Revista Costarricense de Salud Pública. 2007. Factores asociados a la obesidad en la mujer. En línea. Consulta: marzo 2010. (http://www.scielo.sa.cr/scielo.php?pid=S1409-14292004000200005&script=sci_arttext)

  2. Anónimo. En línea. Cuando el sobrepeso es un problema de salud. Consulta: marzo 2010. (http://kidshealth.org/teen/en_espanol/nutricion/obesity_esp.html)
  3. Anónimo. Marzo 2010. Índice de masa corporal. En línea. Consulta: marzo 2010. (http://es.wikipedia.org/wiki/%C3%8Dndice_de_masa_corporal)
  4. Equipo médico. Noviembre 2009. Obesidad. En línea. Consulta: marzo 2010.(http://www.tuotromedico.com/temas/obesidad.htm )
  5. Elia Arcas. Fecha desconocida. ¿Es la obesidad hereditaria? En línea. Consulta: marzo 2010. (http://www.enbuenasmanos.com/articulos/muestra.asp?art=2120)
  6. Anónimo. Febrero 2010. Síndrome de Prader-Willi. En línea. Consulta: marzo 2010.(http://es.wikipedia.org/wiki/S%C3%ADndrome_de_Prader-Willi)
  7. Anónimo. Marzo 2010. En línea. Trastorno Consulta: marzo 2010.(http://es.wikipedia.org/wiki/Trastorno_de_ansiedad)
  8. Anónimo. 2005. El estrés incrementa la acumulación de grasa intra-abdominal. En línea. Consulta: marzo 2010.(http://www.acceso.com/display_release.html?id=25187)
  9. Noticias España. 2009. La acción de la hormona Ghrelina. En línea. Consulta: marzo 2010.(http://www.universia.es/html_estatico/portada/actualidad/noticia_actualidad/param/noticia/baacbj.html)
  10. GFDL. 2007. La leptina. En línea. Consulta: marzo 2010.(www.muydelgada.com/leptina.html)

  11. Pablo Jauregui. 1998. Otra hormona del hambre. En línea. Consulta: marzo 2010. http://www.elmundo.es/salud/282/26N0146.html)

Por: María Sofía Enríquez Gabuardi

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada